El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rabanito

 

Propiedades nutritivas: tras el agua, el principal componente del rábano son los hidratos de carbono, aunque éstos se encuentran en una proporción bastante inferior a la que presentan la mayoría de las hortalizas. Con ello, el valor calórico del rábano es muy bajo, razón por la que se incluye frecuentemente en las dietas de adelgazamiento.
En cuanto a su contenido vitamínico, se destaca la presencia de vitamina C y ácido fólico; también contiene pequeñas cantidades de otras vitaminas del grupo B como B1, B2, B3 y B6. El grupo de las liposolubles está representado únicamente por la vitamina E, aunque su cantidad en el rábano es insignificante. En su contenido mineral se destaca la presencia del yodo, que aparece en cantidad superior a la de la mayoría de las hortalizas, siendo éste un mineral necesario para la producción de hormonas tiroideas, reguladoras del metabolismo energético. Un déficit de yodo en la dieta puede originar bocio. El rábano también contiene cantidades significativas de calcio, potasio, fósforo y, en menor medida, zinc, hierro y magnesio.